¿Quiénes somos?

Descripción

En septiembre de 2013 se inició en los locales de la Parroquia de Sant Mateu de la Guineueta, antiguamente utilizados por la escuela primaria Ginesta, el proyecto Lucas, centro de refuerzo escolar, para atender a los niños y niñas y adolescentes en riesgo de exclusión. 

Al cabo de cinco años, con el proyecto ya consolidado y viendo sus frutos, el 12 de julio de 2018 se crea la Asociación Ginesta, con el objetivo de proveer al Proyecto Lucas, y a otras iniciativas de apoyo a las personas en riesgo de exclusión social que estaban en desarrollo, de una base social y de gestión independiente, que garantice su sostenibilidad.

Finalidad social

Según los estatutos aprobados en la constitución de la Asociación Ginesta, sus fines son:

La protección de la infancia y la juventud, realizando actividades con carácter formativo, asistencial, educativo, cultural y humanístico, así como la acción social comunitaria y familiar.

Favorecer el crecimiento personal y mejorar el rendimiento académico, la disciplina y los hábitos de trabajo de los estudiantes.

Potenciar la comunicación de los alumnos con sus padres, madres o tutores y con sus profesores.

Ofrecer a las familias un centro de estudio y refuerzo escolar con equipamiento y organización.

Colaborar en el desarrollo de los valores familiares y propiciar la inserción laboral de la mujer al mundo del trabajo.

Colaborar con instituciones docentes para conseguir dichas finalidades.

Ofrecer atención psicológica y
psicope-dagógica.

Queda excluido todo ánimo de lucro

Junta directiva

La Junta Directiva de la asociación está formada por las siguientes personas, de las que se indica también su cargo.

María del Carmen Serra Pifarré

Presidenta

Ferran Lorda Donat

Vocal

Mónica Villuendas Lorenzo

Secretaria

Javier Cruz Rivera

Vocal

Xavier Lorda Donat

Tesorero

Laura Marañón

Alejandro Salvador Vélez

Vocal

Marta Iborra

Vocal

Oriol Escubós

Vocal

Meritxell Pujol Llordés

Vocal

Los miembros de la Junta Directiva ejercen el cargo gratuitamente. La Junta directiva se reúne en sesión ordinaria una vez al mes. Sus miembros realizan también diversas funciones operativas dentro de asociación, para favorecer, impulsar y acompañar los proyectos en curso o previstos.

Ubicación y contexto social

Las actividades de la asociación se centran en el barrio de la Guineueta de Barcelona.

El barrio de la Guineueta pertenece al distrito de Nou Barris, una zona tradicional-mente situada en los puestos más bajos de los principales indicadores de desarrollo social y económico de la ciudad de Barcelona. Su situación se ha visto agravada en los últimos tiempos, como consecuencia de las crisis económicas de los últimos años. 

Nou Barris es el segundo distrito de la ciudad con mayor número de personas en paro y la zona con la renta familiar más baja de Barcelona . 

Esta situación de precariedad socio-económica, y la acentuada desigualdad respecto a otros distritos de la ciudad, tienen un efecto negativo directo sobre las oportunidades y resultados educativos de los niños y jóvenes residentes en Nou Barris . Los siguientes datos ilustran la compleja realidad educativa del distrito:

Todos estos datos confirman las experiencias acumuladas por los responsables y voluntarios de Ginesta. Un elevado porcentaje de niños y jóvenes del barrio se encuentran en riesgo de exclusión social, y muchos presentan un nivel académico y formativo muy bajo, frecuentemente determinado por situaciones desfavorables de desarrollo social y económico, que limita en gran medida sus oportunidades presentes y futuras.

El contexto familiar y sus consecuencias

La situación de las familias del barrio, muchas de ellas resentidas y sumergidas en una crisis económica permanente, no permite, en muchas ocasiones, que los padres realicen un seguimiento continuo y adecuado de la educación escolar de sus hijos, ya sea por falta de tiempo o de medios. Además, con frecuencia, las familias del barrio presentan situaciones complejas en el hogar. 

La falta de tiempo disponible para dedicar a los hijos de una madre soltera, la enfermedad grave del padre o de la madre, los episodios de maltrato en el seno de la familia, o los problemas económicos graves son algunas de las constantes que encontramos en las familias atendidas por el Proyecto Lucas; situaciones que impiden que los menores puedan crecer y formarse en un ambiente estable y en el que estén verdaderamente atendidos. 

También es habitual encontrar familias en las que alguno de los progenitores, pese a poder dedicar tiempo al estudio de su hijo, no dispone de la capacidad y formación necesarias para dirigir y apoyar el trabajo extraescolar de su hijo. Igualmente, muchos chicos con problemas y trastornos de aprendizaje, o diagnosticados de hiperactividad o TDA, se encuentran sin la atención y paciencia necesarias para sacar de ellos sus máximas cualidades. 

Por otro lado, la precariedad económica de algunas de estas familias les impide, pese a su voluntad, la posibilidad de inscribir a sus hijos en centros de refuerzo extraescolar, o de costear el precio de los servicios de un profesor particular que ayude a cubrir las carencias académicas y educativas de los chicos.

De todo ello, se deriva que muchos niños y jóvenes del barrio acumulen a lo largo de su etapa escolar importantes carencias, tanto a nivel competencial como en conocimientos y en hábitos de trabajo. Su aprendizaje se ralentiza enormemente, hasta el punto de estancarse y de generar en ellos rechazo y una desmotivación extrema frente a los estudios. 

Con mucha frecuencia, los niños y adolescentes del barrio que responden a este perfil pasan las tardes en la calle, ya sea desatendidos o formando grupos callejeros (carentes de una figura adulta y mediadora que enseñe y promueva valores de convivencia) que no ofrecen a los chicos la posibilidad de descubrir referentes humanos favorables para su mejor crecimiento y desarrollo. En muchas ocasiones, estos jóvenes reaccionan de manera violenta o caen con facilidad en el consumo habitual de drogas y alcohol. Esto implica que muchos de ellos no encuentren un ambiente sano en el cual puedan desarrollar su personalidad, y en el que se sientan verdaderamente queridos y apreciados. 

A medio plazo, muchos de estos niños y adolescentes quedan sumergidos en el fracaso escolar, arrastrando un importante déficit en los conocimientos y hábitos de trabajo propios de su edad. Muchos de ellos se convierten en una fuente de angustia para sus familias, que, por un lado, ven a sus hijos abocados al fracaso académico, y, por el otro, los encuentran perdidos y desorientados en su etapa adolescente y en su juventud, por no haber dispuesto de alguien que les ofreciera guía y acompañamiento durante la infancia.

Proyectos de la asociación

En consonancia con los fines de la asociación, los proyectos que ésta tiene en curso o previstos son los siguientes:

Colaboradores